Después no te quejes


Palabras
Sólo palabras, menudas, apretadas
Sólo grafos, rubros , ideas
Y concentran anudados vacíos
De esperas inciertas

Inútil esta lucha de inocuos espacios
Que llenan tu tiempo digital
Mientras la muerte avanza
En los ojos de los niños
En tu alma mercenaria
Saturada de imágenes absurdas
En una realidad líquida
Sospechosa de mentiras
Que ciegan tu esperanza

Palabras
Para despertar tu corazón
Tu olvidada critica adolescente
Recuerda tu insolencia
Recuerda tu ignorancia
Recuerda tu libertad
Recuerda tu independencia
En aquel daño infinito de tu sabiduría

Palabras
Despierta !!!
Estas muriendo
En cada niño de ojos tristes,
Que muere lejos 
Abandonado en playas
De gloria efímera 
Sabes que mueres
en  cada ausencia
En cada voz que callan
En cada vez que miras a otro lado

Palabras
Defiende tu historia
Resuelve tu cábala y despierta
Retoma el ideal
Quiebra esta rutina que te arruina
Sonríe, habla, sueña

Palabras
Sólo palabras
Construyendo puentes donde otros
Hacen muros
Abriendo puertas para cerrar ventanas
Palabras
Volvamos a las plazas, a los bares
A los ojos
Palabras para ser
Palabras como arados
Que siembren la cosecha nueva
De un tiempo , de una razón 
De todo cuanto esperas 

Stormy Weather

Es  cierto
a menudo llueve
y sabes por experiencia
que las penas flotarán
sobre los charcos que crea
esa lluvia impertinente

Es la misma lluvia, cada tarde
cada día
pero nunca moja igual
tu cara, tu pelo, tus entrañas

Entonces, te paras
y decides voltear el paraguas
para navegar el reguero
que cruza la calle mojada
Y así marinero de sueños
y esperanzas

Por jarcias tus recuerdos
sin amuras en el redondo
espacio que te sostiene
levas el ancla de tus miedos
y te dejas llevar
sin nostalgia, con rumbo incierto
por calles mojadas
y plazas luminosas
hasta que vuelves
al hogar
y recuerdas aquel día que decidiste
ser feliz

Es cierto
a menudo llueve
para lavar la tristeza
y reiniciar la travesía
que te retorne
a Macondo, a Comala
a Itaca, a casa
donde quizá alguien ha estado
esperando tu vano regreso
aunque solo sea la tierra
que forjó tus huesos






Final de trayecto

Ahora la música se ha terminado
y entiendes por qué morirás solo
ya no queda gente en este salón
y nadie será invitado

Mientras
La lluvia se empeña en borrar
el rastro de tus tristes hazañas
y el frío atenaza tus viejos huesos
miras por la ventana
como el sol se precipita
en un horizonte sin futuro

Llegó el último baile,
llegó de repente, aunque esperases
atento a las señales del desastre
a un final anunciado,
a la parca, vieja amiga de tus sueños

Ya no queda gente en este salón
y nadie será invitado

Este es el último fallo,
la postrera decepción
de cuanto hiciste o creíste,
este es el final, amigo,
ya no queda papel en el librillo
y no habrá un último cigarrillo
no habrá cena para el condenado
solos tu y la noche
solos tu y el olvido

Esta es la última hoja
tu mortaja, negro sobre blanco
como siempre, sólo palabras
en un puente infinito de locura
que pretende la razón
que te desborda
y te define
Palabras para un fin anunciado
desde el momento que naciste
con fecha de caducidad

Ya no queda gente en este salón
y nadie será invitado