Ya ves

Mira
de repente se acaba
y no hay remedio, no hay solución
y te preguntas si has hecho lo correcto
lo imprescindible, lo necesario
te preguntas si has vivido
y sabes que no aprobarás esa asignatura
que tienes cosas pendientes
que aun no has acabado la tarea
pero ya no es como entonces
ya no hay un mañana examen
fue ayer
y comprendes que tus deseos
se han ido por el retrete
con tus sueños
y tu esperanza
que ya no hay tiempo
para recuperaciones
para nuevas oprtunidades

Se van
como la arena que intentas
en vano contener en tu mano
como la sonrisa de aquel verano
que creiste eterno
mietras te prometes
que mañana será diferente,
y vivirás, como antaño
al límite de tu presencia
apurando la bebida
apurando un beso
o una caricia, o una canción
que abrazaba tu sexo inexperto
mientras soñabas
con los días que vendrán
para ser, para estar, para ganar

Sin embargo
cada amigo muerto te redime
y se hace promesa
porque aun hay tiempo
para sanar la herida antigua
y empezar el camino que dejaste
el sueño abadonado, la ruptura
con tu mediocre razón
que te engaña
diciendote que así es mejor
que no te lies
que no hay salida
pero has visto que ahora
tu razón se debilita
y tus lágrimas autenticas
lavan la corteza
de esa manzana que te prohibieron
y entiendes que nada es verdad
y todo es posible

Ya ves,
sigues vivo
pero ya no esperes
ponte en camino


Nuevo Libro

http://www.lulu.com/shop/jes%C3%BAs-e-duarte-l%C3%B3pez/sin-domicilio-fijo/paperback/product-23638439.html


Veinte y dos

Esperas
Sabes que llegaré tarde
te he acostumbrado a ello
pero llegaré
de alguna manera estaré
y sonreirás
Produciendo esa luz que me deslumbra
y me serena

No me lo perdería, por nada del mundo
lo sabes, quiero estar, aunque no pueda
aunque siempre será tarde
para recobrar lo perdido
pronto para saber que será
eres la flor de mi desierto
la luz en mis noches fracasadas
la guia de mi rumbo errático

Princesa guerrera
he aprendido a escucharte
a leerte, a esperar
tu perdón
que no merezco, por cuanto
soy culpable de cuanto me acuses
Y sabes que tu voz es mi música
y tu alegría mi vida
por más que ajeno
te vea de lejos
te escuche distante
pero te miro y te sigo
y te busco y te encuentro

Largo tiempo desde aquel momento
que asomaste al mundo
y rompiste el misterio
que escondía un vientre fecundo
estaba allí sin entenderlo
que era para siempre
que por más que huya
siempre volveré para preguntarte
el por qué de una lágrima
la razón de un suspiro
y explicarte, mi niña, que
la vida empuja
sin razón, sin sentimiento
pero esta noche
todo vuelve a empezar
mientras escribo estos versos
que intentan explicarte
las razones que empujan
mi viejo corazón
hacia tu recuerdo