Preguntas

Me preguntas y me provocas inocente 
Acaso no sabes que me gustas?
Las respuestas que buscas implican 
Entrar en mi corazón salvaje y herido
Negando la mayor para tu calma.
Me preguntas y acaso dudas 
Exponiendo tu rechazo a mi esperanza
Guardaré mis respuestas entre versos
Usando mi sonrisa como escudo
Sabiendo que sabes que espero
Tomar de tus labios el cáliz 
Ansiado como la lluvia cálida, 
Sentida, esperada, de este otoño

Malén

Malén
Tu nombre pactado y hermoso
Dices no y creces ante mis ojos
Y tu mirada vestida de otoño
Y tu sonrisa ilumina tu rostro

Malén
Tu piel cansada de mentiras
Invita en su brillo a la caricia
En tanto tu voz cantarina
Arrulla mi alma en ruinas

Malén
Esta noche tu breve recuerdo
Cabalga estos  rápidos versos
Para poder conjurar el miedo
De desear volver a tu encuentro

Acróstico

Me enseñaste que el otoño
Apenas es una estación de tránsito
Resolviendo mis ecuaciones pendientes
Íntimas y ajenas para seguir soñando
Alumbraste mi laberinto recurrente

Fijando luciérnagas en las salidas
Luces vivas que se adaptan, cambian
O buscan soluciones contra mis miedos
Rompiste el espejo deformado y así
Encendiste mis palabras, mis versos
Zozobras que me salvaron de los naufragios

Gracias siempre, por todo este tiempo
Rehaciendo mis alas maltrechas
Alimentando la sonrisa de mi alma
Condenada de inservibles pecados
Ignoro el futuro y sin embargo
Ahí estarás, lo sé, como el viento
Soplando, susurrando, nuevas respuestas