Preguntas

Me preguntas y me provocas inocente 
Acaso no sabes que me gustas?
Las respuestas que buscas implican 
Entrar en mi corazón salvaje y herido
Negando la mayor para tu calma.
Me preguntas y acaso dudas 
Exponiendo tu rechazo a mi esperanza
Guardaré mis respuestas entre versos
Usando mi sonrisa como escudo
Sabiendo que sabes que espero
Tomar de tus labios el cáliz 
Ansiado como la lluvia cálida, 
Sentida, esperada, de este otoño

Malén

Malén
Tu nombre pactado y hermoso
Dices no y creces ante mis ojos
Y tu mirada vestida de otoño
Y tu sonrisa ilumina tu rostro

Malén
Tu piel cansada de mentiras
Invita en su brillo a la caricia
En tanto tu voz cantarina
Arrulla mi alma en ruinas

Malén
Esta noche tu breve recuerdo
Cabalga estos  rápidos versos
Para poder conjurar el miedo
De desear volver a tu encuentro

Acróstico

Me enseñaste que el otoño
Apenas es una estación de tránsito
Resolviendo mis ecuaciones pendientes
Íntimas y ajenas para seguir soñando
Alumbraste mi laberinto recurrente

Fijando luciérnagas en las salidas
Luces vivas que se adaptan, cambian
O buscan soluciones contra mis miedos
Rompiste el espejo deformado y así
Encendiste mis palabras, mis versos
Zozobras que me salvaron de los naufragios

Gracias siempre, por todo este tiempo
Rehaciendo mis alas maltrechas
Alimentando la sonrisa de mi alma
Condenada de inservibles pecados
Ignoro el futuro y sin embargo
Ahí estarás, lo sé, como el viento
Soplando, susurrando, nuevas respuestas

Disculpa

Destruí la esperanza
y no reniego de ello
Hacía daño el sinsentido
mientras buscaba respuestas
que nunca llegarían
pero siento haber invocado
las tormentas
y las lágrimas
en absurdas urgencias inventadas
Es frio el fuego de los puentes quemados
pero eso lo aprendes tarde
cuando el recuerdo se vuelve amable
y la distancia infinita
Quizá ya no sirva apurar este cáliz 
de sincero arrepentimiento
y beberme el orgullo que me somete
como un veneno que acabe mi agonía
Y sin embargo sabes que no temo  
mostrarme como soy si me lo pides
recobrar la memoria de aquellos días
cuando la risa se esocondía
entre tus ojos y mi sombra

 

Último parte de este naufragio

Gracias
Por haberte marchado así
por romper mi brújula y mi compás
quemar las velas y cortar las jarcias
Y dejarme en deriva de abismos
donde habitan los fantasmas
y los temidos pasados
que pensaba vencidos

Gracias
por volverme de nuevo
náufrago de tanta ausencia
cambiar mi derrota para llevarme
a nuevos arrecifes que destrozaron
mi vieja nave desvencijada
para que en ese punto sin retorno
las lágrimas se hicieran lluvia
y lavaran mi dolor y mis manos
Vacías de esperanza

Gracias
Comprendo, y ya es tarde
Qué nunca soñaste en mi mar
Que nunca llegaste a mi playa
Que nunca abordaste mi barco
Que tu ira y tus miedos me ataban
A las tormentas , a la oscura noche
Que puebla tu alma castigada
de rencores no resueltos


He vuelto a mi isla
He quemado las cartas y
el cuaderno de bitácora
que, ahora entiendo, estaba
Lleno de falsas anotaciones
Y el fuego purificador ascendió
Para darme razón de tu partida
Y me ha devuelto la sonrisa
Y el viento anuncia nuevos rumbos
Ajenos a tu locura calculada
Ajenos a la tristeza de tu vida
Ajenos a la violencia de tu boca
Y todo este nuevo océano
Se abre pletórico de estrellas
Que anuncian nuevas singladuras

brindis

Brindo ahora
por tu estúpida arrogancia
por la violencia de tu amor
por la muerte tras tu sonrisa

Brindo ahora
por la vergüenza que te produje
mientras me escondías de la gente
y tu familia

Brindo ahora
recordando como te emborrachabas
para no pensar en que te poseía
para soñar otro cuerpo más joven

Brindo ahora
porque soy mala gente
un psicópata
que te manipuló
diciendo que eras preciosa
y que merecías más
de lo que tenías

Brindo ahora
por los tiempos que vendrán
por este viento que cambia
mi deriva
y te hace real y ajena
que acechaba mi guardia baja
para asestar una puñalada
en medio del corazón
que te esperaba

Brindo ahora
y te maldigo
y te perdono
y espero que el tiempo
te diga quien, donde y cuando







Finales



Suponemos que hubo un principio, inevitablemente
hemos perdido la memoria del evento
pero arrastramos en nuestro cuerpo infinito
el polvo de aquellas esrellas inflacionarias
emprendemos viajes vitales y esperamos
estaciones de paso que nos indiquen
caminos o metas

Somos tiempo y esperanza o solo esperanza
o solo la espuma de las olas que nos alejan
de esas playas soñadas donde reposar
nuestras osamentas bellamente decoradas
de carne y sueño

Suponemos que habrá un final
y nos apresuramos en contar
cumpleaños y muertes ajenas
y propias
y caminando estos inciertos dias
(que siempre lo son) aceptamos
que el azar nos regale dichas
y soledades para completar
un círculo
el mágico círculo que siempre nos devuelve
al principio y al final a un tiempo
en la ilusión de que todo esto
tiene sentido

Palabras y cicatrices
palabras que sanan mi alma
y cicatrices que componen
mi historia
Como un árbol, viejo y cansado
espero ese atardecer
o la lluvia, o el fuego
espero
porque ya ha llegado
el tiempo de volver,
de contar cicatrices y comprender
que las palabras ya no llegan
que las lágrimas ya no sacian
la honda tristeza que conmueve
mis ramas
y el dolor ya no es el motor
de nuevos brotes
de nuevas hojas

Ahora que el truco ha sido
revelado
Ahora que todo el mar
se ha dado la vuelta
Ahora que comprendo
que el sueño solo
me pertenece a mi
Ahora que ya no sueño
por miedo a olvidarte
Ahora que te has vuelto ajena
distante como las tormentas
que pueblan tu mar
y tu sonrisa

Ahora cerraré este libro
y borraré el rastro

cansado que me llevaba
hasta tu deseo escondido



GAME OVER




Primero me emborraché contigo

En noches de risas y besos

Pronto me embriagué de ti

Y decidiste partir de mi lado


Ahora ebrio de ausencia

Bebo por ti, y brindando

Con extraños que sonríen

Cuando musito tu nombre


Recito silencios en cuartos

Ajenos mientras sueño

Con levantarte de nuevo

La falda y sentir como

Te estremeces y fluye

Ese dulce y tibio néctar

Que me desarma

21

En tu sonrisa se mece la esperanza
de la luz en los días que vendrán
mientras creces, mi niña, y aprendes
los nombres y las flores que llegan
y se van

En tus ojos mueren las sombras
que acosan tus pasos con miedos
y mentiras
que se agotan como cenizas
en la firme brasa de ardiente mirada

En tu voz renace la niña que guardas
protegida de años y enseñanzas
que juega libre cuando habla
tu corazón tan grande
tu pasión desbordada

Y se que no soy más que un poeta
que teje alas de palabras
que se quiebran en este instante
que siente el orgullo
de verte volar
con alas propias
libres y fuertes



Cursum Perficio

Te me mueres mariposa
en tu cruz de clavos y flores
y me siento impotente al ver
como se desliza tu alma en 
palabras de muerte y soledad

Maldigo al dueño de tu dolor
porque también soy parte de él
y me juzgo y me condeno
pero mi penitencia solo son 
palabras y silencios

Te me mueres mariposa
en un sórdido agujero 
de soledades aprendidas
de vidas desesperadas
de angustias sobrevenidas

y recluyo mi furia 
en la derrota de mis versos
en una huida sin recompensa
en la vana gloria del deseo

te me mueres mariposa
y ya no se como levantar 
tus alas de ese altar funesto
que ha corrompido tu sonrisa
en una mueca de aceptación
y abatimiento

Te me mueres mariposa
ojala las alas que me diste
aquel día
pudieran servirte de puente
a ese futuro que mereces
y devolviera a tu corazón
la alegría que pretendes

55



55
Y sigo buscando
Y sigo esperando
Componiendo versos que desnuden
La sonrisa de esos días
Que acompañabas la soledad
De este viejo poeta cansado
Cuando se acercaba el otoño
Y lo disfrazaste de primavera


55
Y sigo escribiendo
Y sigo esperando
Dibujando estrellas
Y corazones, como si
De ello dependiera el resto
de mi existencia

55
Y sigo soñando
Y sigo esperando
Añadiendo fotos al álbum
Que compone mi vida
Y que se resume en
Estos días que se demoran
En tu recuerdo

Y tú

Y tú
En este momento
En este instante caducado
Cuando
Descubro que has partido
Y todo cobra sentido
Porque comprendo tus razones
Y tus lágrimas
Y me recluyo dividido
Entre tus recuerdos
Y el olvido