No confundas mi silencio con olvido
Tan solo defiendo los recuerdos
de la rabia que alumbró tu partida
que hizo arder mi corazón maduro

No te espero y sin embargo camino
a menudo los lugares que solíamos
y hago crecer esperanzas donde solo
hay frios bancos y vasos vacios

No me esperes hoy, ni mañana, ni nunca
porque nunca es muy poco tiempo
para quien subió de tu mano al cielo
para caer como Ícaro en su sueño

No te escribo y sin embargo leo
las palabras que recorren este verso
demasiado veraces para contenerte
mínimas en la alegría que esconden

No se borrar el rastro que te marca
y la luz del oeste que amanece 
mis días de infame penitente
reo de un pecado que nunca cometí

No confundas mi olvido con silencio
Tan solo armo los muros de esta celda
que me proteje de la furiosa tristeza
que anega mi alma pecadora y profana





Soneto 24

Ojalá tu piel dorada marcase
el horizonte de mi amanecer,
para demorar cada mañana
las razones para levantarme 

Ojala en tus ojos hallase
la estrella que guia mi destino
para fijar rumbo y ocuparme
tan solo de mantener su brillo

Buscar sentido en este azar
parece casi imposible tarea
para un corazón cansado

Y aun así, trabajo los versos
que iluminen los arreboles
de tus perfectas mejillas

Martes, 17 de octubre

Sigo perdido 
Buscando las palabras 
Que abran tu puerta 
Comprendiendo que es inútil 
Pero no importa
Sigo aquí hablando sólo 
Hablando en los silencios
Y en tus ausencias
Sonriendo en esta tristeza
Que camina a mi lado
Disfrazada de soledad
Y de esperanza 
Ambiguo como pretendes
Sin esperanza como sabes
Alegre cómo supones
Seguro como crees
Y perdido en tu recuerdo 
Siempre amable
Y me recluyo en estas líneas 
Como si pudieran protegerme
De la infinita razón que las invoca
Y hablo de ti y hablo de todas 
Para convocar mis fracasos
Y los breves momentos
Que hacen hermosa la memoria
De haber construido tu sonrisa
Y sentir en mi alma condenada
El brillo de tu felicidad  

Seguirás siendo hembra 
Yo seguiré tu rastro
Infinito en deseo y azares
Como el trovador que soy
Como el hombre que esperas  

Nocheando

Eres un laberinto que me nutre
De palabras que definan
Los caminos que dibujas
En hilos invisibles de salida
O entrada

Perdido en tus respuestas
Combino  variables que suponen
Soluciones imposibles a dilemas
Qué transcienden mi esperanza 

Ocupado en ti, comprendo
Ya tarde, que no hay retorno
Que las cartas están echadas
Y mi suerte ya  resuelta

Ahora ya no importa
Si soy Teseo o Minotauro 
Soy prisionero en tu laberinto 
Y tu piel es mi único hogar
Y tu sonrisa la última esperanza 
Y tu vientre el refugio soñado  

Bandera Blanca

Me rindo
Enarbolo bandera blanca
Blanca como el pañuelo
que limpia la cara de tu hijo pequeño
que seca las lágrimas de tu hija adolescente
que consuela el llanto de la última partida
Blanca
como la camisa tendida al viento
en los patios de vecinos
como la que contiene el sudor trabajado
de esos padres preocupados
Blanca
Como la sábana que esconde
el deseo cada noche
que protege el sueño
de la persona que amas

Blanca y es paloma
y es paz y es esperanza
y es el tiempo de olvidar rencores
y es tiempo de charla y no disputa

Blanca mi bandera
porque aprendí que la guerra,
la mentira y las enseñas
llaman al dolor, a la muerte
a la tristeza

Blanca, porque decido
rendirme a la vida
porque prefiero el amor
de mi gente
a tus viejas banderas



Soneto

Ojala esta brisa encendiese tus labios
Y arribasen ya junto a los míos
Borrando estas ganas ahogadas
Entre miradas, palabras y silencios

Recorro el sendero que me conduce
Hasta tu piel tan ajena y deseada
Aprendiendo las nuevas normas
Que rigen la noche y las charlas

Tic tac y un reloj secreto arranca
para darte el tiempo que mereces
para volver a ser esa muchacha

que sembraba de luz la estancia
donde creías poder ser perenne
en un mundo de caduca nostalgia




Para qué sirve un rey?

Llevo tiempo preguntándomelo. Si, hablo de ese señor que se viste de militar, que hace discursos vacíos para resaltar la marca España ( La misma que dejaron los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado en los cuerpos de los catalanes que intentaban acceder a las urnas). Hablo de ese señor que sale en la portada de revistas del corazón para decirnos lo bien que le usa el dinero que obtiene por el puesto que le hemos regalado. Hablo del señor que se supone que es el jefe del estado y que cuando algo importante ocurre en este estado que preside, debe actuar o cuando menos salir a la palestra para intentar arreglar o al menos disminuir la tensión que actualmente vivimos. En vez de eso sale un presidente quemado ya por su incapacidad de dialogo con la oposición, Sale "Don Tancredo" y nos dice que no ha pasado nada, que eso del referendum nunca ha ocurrido y que, por supuesto, España es UNA,GRANDE y LIBRE.

En este vértigo que nos invade, cuando quienes conocemos quién, dónde y cuándo de esta confusa realidad que nos rodea, cuando vemos a políticos incapaces de solucionar los problemas que acucian el día a día de la población. Cuando se instala el rivalismo contra quienes no piensan como nosotros, cuando hacen que las cicatrices se vuelvan de nuevo heridas y se gangrenen. La única respuesta válida es "QUE SE VAYAN" que abandonen sus poltronas, hay  que acometer un cambio, radical (sin miedos) hay que empezar en la raiz, cambiar la constitución, despojar a los políticos de aforamientos e impunidades y  permitir que la gente tome las calles, las plazas, la realidad.

Para que sirve un rey?. Actualmente y viendo lo que ha ocurrido, para nada más que para aparentar una normalidad que no conduce a nada bueno.

Instantánea

Y poco importa ahora que estés en medio
del mar y yo
porque eres también mar de alguna manera
y de alguna manera te interpones
entre el mar y yo

Porque trasciendes la foto en tu sonrisa
y llenas la imagen y despojas al mar
de su propósito infinito de calma
y juegas a que te piense y te recuerde
cuando solo te pedí que me mostraras
el mar en una foto 

Y así, eres marea, y vienes y vas
anunciando la derrota de mi esperanza
para provocar mi deseo
y dices no mientras un guiño
surca la luz de tus ojos maduros
y en el dibujo de sonrisa de tus labios
se centra mi pregunta y tu respuesta
mi anhelo y tu alegria

Tan solo es una instantanea
y se convierte en palabras y silencios
en preguntas que desbordan siempre
todo cuanto hemos hecho

Viernes, ventitres cero cero

Se desvela leve el sueño 
y anoto rápido este momento
para entender los sucesos
que acuden prestos a mi

Y me buscas, y te espero 
Y sonríes, y me entrego
Cuando niegas la razón 
De estos sencillos versos 

No hay esperanza de tenerte
Y sin embargo creces como luna
Mentirosa cuando se muestra
En cada íntima noche

Sincera niegas mi terco deseo
Y vuelcas tu sobria inocencia
En un juego de preguntas 
Donde siempre pierdo

Deposito estas últimas palabras
Sobre tu piel cansada, lastimada 
Sobre la flor que esconde tu falda 
Para contestarle al viento 
Que tu calma es la razón 
De estos sencillos versos

Preguntas

Me preguntas y me provocas inocente 
Acaso no sabes que me gustas?
Las respuestas que buscas implican 
Entrar en mi corazón salvaje y herido
Negando la mayor para tu calma.
Me preguntas y acaso dudas 
Exponiendo tu rechazo a mi esperanza
Guardaré mis respuestas entre versos
Usando mi sonrisa como escudo
Sabiendo que sabes que espero
Tomar de tus labios el cáliz 
Ansiado como la lluvia cálida, 
Sentida, esperada, de este otoño

Malén

Malén
Tu nombre pactado y hermoso
Dices no y creces ante mis ojos
Y tu mirada vestida de otoño
Y tu sonrisa ilumina tu rostro

Malén
Tu piel cansada de mentiras
Invita en su brillo a la caricia
En tanto tu voz cantarina
Arrulla mi alma en ruinas

Malén
Esta noche tu breve recuerdo
Cabalga estos  rápidos versos
Para poder conjurar el miedo
De desear volver a tu encuentro

Acróstico

Me enseñaste que el otoño
Apenas es una estación de tránsito
Resolviendo mis ecuaciones pendientes
Íntimas y ajenas para seguir soñando
Alumbraste mi laberinto recurrente

Fijando luciérnagas en las salidas
Luces vivas que se adaptan, cambian
O buscan soluciones contra mis miedos
Rompiste el espejo deformado y así
Encendiste mis palabras, mis versos,
Zozobras que me salvaron de los naufragios

Gracias siempre, por todo este tiempo
Rehaciendo mis alas maltrechas
Alimentando la sonrisa de mi alma
Condenada de inservibles pecados
Ignoro el futuro y sin embargo
Ahí estarás, lo sé, como el viento
Soplando, susurrando, nuevas respuestas

Disculpa

Destruí la esperanza
y no reniego de ello
Hacía daño el sinsentido
mientras buscaba respuestas
que nunca llegarían
pero siento haber invocado
las tormentas
y las lágrimas
en absurdas urgencias inventadas
Es frio el fuego de los puentes quemados
pero eso lo aprendes tarde
cuando el recuerdo se vuelve amable
y la distancia infinita
Quizá ya no sirva apurar este cáliz 
de sincero arrepentimiento
y beberme el orgullo que me somete
como un veneno que acabe mi agonía
Y sin embargo sabes que no temo  
mostrarme como soy si me lo pides
recobrar la memoria de aquellos días
cuando la risa se esocondía
entre tus ojos y mi sombra

 

Último parte de este naufragio

Gracias
Por haberte marchado así
por romper mi brújula y mi compás
quemar las velas y cortar las jarcias
Y dejarme en deriva de abismos
donde habitan los fantasmas
y los temidos pasados
que pensaba vencidos

Gracias
por volverme de nuevo
náufrago de tanta ausencia
cambiar mi derrota para llevarme
a nuevos arrecifes que destrozaron
mi vieja nave desvencijada
para que en ese punto sin retorno
las lágrimas se hicieran lluvia
y lavaran mi dolor y mis manos
Vacías de esperanza

Gracias
Comprendo, y ya es tarde
Qué nunca soñaste en mi mar
Que nunca llegaste a mi playa
Que nunca abordaste mi barco
Que tu ira y tus miedos me ataban
A las tormentas , a la oscura noche
Que puebla tu alma castigada
de rencores no resueltos


He vuelto a mi isla
He quemado las cartas y
el cuaderno de bitácora
que, ahora entiendo, estaba
Lleno de falsas anotaciones
Y el fuego purificador ascendió
Para darme razón de tu partida
Y me ha devuelto la sonrisa
Y el viento anuncia nuevos rumbos
Ajenos a tu locura calculada
Ajenos a la tristeza de tu vida
Ajenos a la violencia de tu boca
Y todo este nuevo océano
Se abre pletórico de estrellas
Que anuncian nuevas singladuras

brindis

Brindo ahora
por tu estúpida arrogancia
por la violencia de tu amor
por la muerte tras tu sonrisa

Brindo ahora
por la vergüenza que te produje
mientras me escondías de la gente
y tu familia

Brindo ahora
recordando como te emborrachabas
para no pensar en que te poseía
para soñar otro cuerpo más joven

Brindo ahora
porque soy mala gente
un psicópata
que te manipuló
diciendo que eras preciosa
y que merecías más
de lo que tenías

Brindo ahora
por los tiempos que vendrán
por este viento que cambia
mi deriva
y te hace real y ajena
que acechaba mi guardia baja
para asestar una puñalada
en medio del corazón
que te esperaba

Brindo ahora
y te maldigo
y te perdono
y espero que el tiempo
te diga quien, donde y cuando







Finales



Suponemos que hubo un principio, inevitablemente
hemos perdido la memoria del evento
pero arrastramos en nuestro cuerpo infinito
el polvo de aquellas esrellas inflacionarias
emprendemos viajes vitales y esperamos
estaciones de paso que nos indiquen
caminos o metas

Somos tiempo y esperanza o solo esperanza
o solo la espuma de las olas que nos alejan
de esas playas soñadas donde reposar
nuestras osamentas bellamente decoradas
de carne y sueño

Suponemos que habrá un final
y nos apresuramos en contar
cumpleaños y muertes ajenas
y propias
y caminando estos inciertos dias
(que siempre lo son) aceptamos
que el azar nos regale dichas
y soledades para completar
un círculo
el mágico círculo que siempre nos devuelve
al principio y al final a un tiempo
en la ilusión de que todo esto
tiene sentido

Palabras y cicatrices
palabras que sanan mi alma
y cicatrices que componen
mi historia
Como un árbol, viejo y cansado
espero ese atardecer
o la lluvia, o el fuego
espero
porque ya ha llegado
el tiempo de volver,
de contar cicatrices y comprender
que las palabras ya no llegan
que las lágrimas ya no sacian
la honda tristeza que conmueve
mis ramas
y el dolor ya no es el motor
de nuevos brotes
de nuevas hojas

Ahora que el truco ha sido
revelado
Ahora que todo el mar
se ha dado la vuelta
Ahora que comprendo
que el sueño solo
me pertenece a mi
Ahora que ya no sueño
por miedo a olvidarte
Ahora que te has vuelto ajena
distante como las tormentas
que pueblan tu mar
y tu sonrisa

Ahora cerraré este libro
y borraré el rastro

cansado que me llevaba
hasta tu deseo escondido



GAME OVER




Primero me emborraché contigo

En noches de risas y besos

Pronto me embriagué de ti

Y decidiste partir de mi lado


Ahora ebrio de ausencia

Bebo por ti, y brindando

Con extraños que sonríen

Cuando musito tu nombre


Recito silencios en cuartos

Ajenos mientras sueño

Con levantarte de nuevo

La falda y sentir como

Te estremeces y fluye

Ese dulce y tibio néctar

Que me desarma

21

En tu sonrisa se mece la esperanza
de la luz en los días que vendrán
mientras creces, mi niña, y aprendes
los nombres y las flores que llegan
y se van

En tus ojos mueren las sombras
que acosan tus pasos con miedos
y mentiras
que se agotan como cenizas
en la firme brasa de ardiente mirada

En tu voz renace la niña que guardas
protegida de años y enseñanzas
que juega libre cuando habla
tu corazón tan grande
tu pasión desbordada

Y se que no soy más que un poeta
que teje alas de palabras
que se quiebran en este instante
que siente el orgullo
de verte volar
con alas propias
libres y fuertes



Cursum Perficio

Te me mueres mariposa
en tu cruz de clavos y flores
y me siento impotente al ver
como se desliza tu alma en 
palabras de muerte y soledad

Maldigo al dueño de tu dolor
porque también soy parte de él
y me juzgo y me condeno
pero mi penitencia solo son 
palabras y silencios

Te me mueres mariposa
en un sórdido agujero 
de soledades aprendidas
de vidas desesperadas
de angustias sobrevenidas

y recluyo mi furia 
en la derrota de mis versos
en una huida sin recompensa
en la vana gloria del deseo

te me mueres mariposa
y ya no se como levantar 
tus alas de ese altar funesto
que ha corrompido tu sonrisa
en una mueca de aceptación
y abatimiento

Te me mueres mariposa
ojala las alas que me diste
aquel día
pudieran servirte de puente
a ese futuro que mereces
y devolviera a tu corazón
la alegría que pretendes

55



55
Y sigo buscando
Y sigo esperando
Componiendo versos que desnuden
La sonrisa de esos días
Que acompañabas la soledad
De este viejo poeta cansado
Cuando se acercaba el otoño
Y lo disfrazaste de primavera


55
Y sigo escribiendo
Y sigo esperando
Dibujando estrellas
Y corazones, como si
De ello dependiera el resto
de mi existencia

55
Y sigo soñando
Y sigo esperando
Añadiendo fotos al álbum
Que compone mi vida
Y que se resume en
Estos días que se demoran
En tu recuerdo

Y tú

Y tú
En este momento
En este instante caducado
Cuando
Descubro que has partido
Y todo cobra sentido
Porque comprendo tus razones
Y tus lágrimas
Y me recluyo dividido
Entre tus recuerdos
Y el olvido