Fractales

Somos reflejos de realidades más grandes
más complejas
más etéreas
innombrables realidades que confluyen
en este instante en que escribo
y te describo
como parte y todo a un tiempo
de este tiempo que desoye
la voz de una luna solitaria
que crece para llena
mientras se esconde nueva
cada mes

Lo malo de enamorase
de una sirena es que
al final, volverá al mar
y por más que yo sea
marinero de naufragios
o
pescador de palabras,
me detendré a esperar
que el mar devuelva
tu figura a la playa que habito
en estas noches de ausencia

Y has vuelto con sonrisas
y con lágrimas, con ternura
y sin promesas
hemos cerrado el círculo
y hemos de bailar la aurora
para forjar el vínculo
que selle la esperanza
de que toda esta lluvia
no borrará el rastro
que conduce al lugar
donde los sueños
no tienen fecha de caducidad

Pequeños pedazos,
pequeños todos impacientes
acumulándose en realidades
paralelas
Entre el desengaño y la sonrisa
germina la razón de estos versos
de estas palabras construidas
en el borde de tus labios
mientras rompían la barrera
que desarmaba a los míos


Salvación

En las sutiles alas de
moscas aburridas se distraen
los haces difusos de la luz
que emana del televisor
sin sonido.
Inquieres a las moscas
que hacer ahora
cuando todo se ha convertido
en fracaso
cuando comprendes que ya no
que ha sonado la campana
y se acabado el tiempo.

Ya no quedan amaneceres
donde buscar futuros
tan solo hay luna
mentirosa, burlándose
de tu tristeza
Cubriendo de risa
las lágrimas que brotan
en alivio de tu desdicha
como un inútil río
que desborda la razón
de cuanto escribes

En tanto las moscas
se proveen de tus sobras
y acuden prestas
a molestar tu silencio
la meditación que conduces
hacia lugares donde nunca
volverás
incomodando tu angustia
para devolverte a un presente
donde no te gusta estar

Y desde esas moscas
entiendes que nada
es tan terrible
nada es tan cierto
que su vuelo envidias
y que ese es el sentido
de la vida revelado
que en su fugacidad
machadiana
y son cada instante sorprendido
y son cada momento evocado
y son el tiempo que eterno
acompañará tu recuerdo
y forjará una sonrisa
cuando entiendas
que eres eterno
a pesar de que a veces
creas que estás muerto



A menudo

A menudo  me siento vencido,
es verdad, a menudo escribo
pero no es casual, está en mi esencia
He anclado mis raíces
he desplegado mis ramas
y endurecido mi tronco
Pero
¿Quién entiende a un árbol?
¿Quién pregunta si puede usar
su sombra?
¿tomar sus frutos?
¿Pisar las hojas marchitas?
A menudo soy árbol
y simplemente estoy dispuesto
inmóvil, perenne o caduco
Estoy cuando me necesitas
Estoy cuando te acuerdas
Y no pienses que espero por ti
tan solo estoy, tan solo soy
A menudo

A menudo  me siento herido
no es cierto, son rasguños
intensos, breves
cicatrices de amor, que tatúan
instantes efímeros de tanta
eternidad
pero el tiempo se encarga
de cubrirlos de realidad
y ausencia
Ya no camino, mi semilla
ha arraigado en esta estancia
y me quedaré
viviendo o soñando
con nuevas primaveras
muriendo o callando 
el dolor de cada otoño
reuniendo cicatrices y esperanzas
en mi corteza crecida de años
y guardando en mi interior
los anillos de vida
la razón para seguir creciendo
para seguir amando
el amanecer de una sonrisa
el rubor tenue de las mejillas
el dulce sabor de tu gastada piel
sobre mis labios
 
 

Diciembre

Engaña este sol de mediodía
Hace frío afuera
Y adentro hace frio
Mis manos de nuevo
Ociosas, se vuelven viejas
Y apuran versos buscando
Las respuestas que no
Llegaron
Marchitan las flores
Que nunca te envié
Se apilan las palabras
Sin orden ni concierto
En humo de pajas
Que no calienta
Que se consume
Que se proyecta
En la escarcha
De mis ojos vencidos
De mis huesos mojados
De lágrimas que nunca
Aprendieron a volar
Y llevarse lejos
La pena y los silencios
Otra vez vestirme
De payaso y sonreír
Y caminar las calles
Envueltas de ausencia
Sentarme en las plazas
Y oír el rumor del agua
Gritando tu nombre
Oculto en mi alma

Tiempos modernos

Es hora de enmendar prejuicios
Arreglar la cama y abrir ventanas
Es hora de promover sonrisas
a cuantos habéis soportado
mis lamentos
Es curioso como cuesta
deshacerse del sombrío
sabor de la amargura
del desprecio
del olvido
y convocar a un tiempo
esperanza y júbilo
sin temor a ser descubierto
Uno se palpa las cicatrices
busca las antiguas heridas
y comprende que hay un bálsamo
que inunda tu memoria de alegría
para renacer a un futuro
que no tiene inicio

Dormidas canciones
que rebrotan en una primavera
tardía e insurgente
con el dolor del parto
incesante de este tiempo
venidero
que no se que trae 
en sus alas de esperanza
en sus entrañas oscuras
augures de los días que llegarán
forjados en las luchas 
que perdimos
y nos hicieron más fuertes
acunados en las dichas
que borraron las lágrimas
y sellaron las cicatrices
que conforman nuestro pasado

En este júbilo cansado
regocijo las palabras
que me disteis
para sortear la tristeza
que definía mi sombra
que seguía mis pisadas
en este mar infinito de 
sorpresas
a
veces
buenas
En estos versos sorprendidos
reposa la razón que me conmueve




Manos

Manos
abrazan
acarician
Manos
saludan
despiden
Manos
se deslizan por tu espalda
se deslizan por tu pelo
Manos
aprenden tu laberinto
de piel y deseo
Manos
se separan con tristeza
se enfrian en ausencia
Manos
ahora conservo el olor
dulce de tu cuerpo
Manos
ociosas en la distancia
de tu suave tacto

Senderos

Y no te vayas
sabes que no te esperaré
pero
no
te
vayas
No entiendo por qué
sigues buscando
mi indolencia, mis secas
respuestas
Se que no hay opción
y sin embargo no quiero
que te vayas
Será una despedida sin lágrimas
será un adiós en silencio
apagaré las luces del salón
y volveré a la oscuridad
de lo cotidiano
aunque nunca estés
no te vayas
dame tiempo, soy dócil
cuando encuentro hogar
cuando confío

Deja una puerta abierta
un candil llamando
para que entienda
todo este camino
que me ha llevado
hasta tu casa
sabes que haré canciones
y compondré versos
para celebrarte
para que me dejes
al menos
una noche
que derrame la magia
de ese abrazo infinito
que aleja el miedo
que rompe las dudas
que corrigen tu esperanza
Y no te vayas
ahora que estoy llegando

Vuelo nocturno

La noche presiona mi cerebro
y propone escribir
y no se donde me llevarán
estas palabras que guías con tu memoria
siempre vuelves, a veces escapas
a veces huyo
siempre vuelves
y construyes puentes
que abrazan mi esperanza
y destruyen mis miedos
Y te ríes, y desmontas mi ansiedad
y me haces hombre y niño
travieso y serio,
sabes hacerlo
como si Peter Pan quedase
atado a su sombra libre
anclado a un puerto
sin bocana
Siempre es noche
siempre es verso
Busco la entrada
mientras escribo
mientras te sueño
No queda nada aquí
que ofrecerte
Ya sabes quien soy
Te he contado mi historia
y apenas mis manos
pueden compensar tu tiempo
Apenas mis historias
aquello que he aprendido
en este largo sendero
que me llevó hasta ti
mientras espero
volver a volar
entre la mirada alegre
que atiza mi deseo

Noches

Aburrido de tanta espera
caminas sin rumbo
caminas sin pena
surco de arado
sendero de ausencias
Descubres la luz
desde el frondoso bosque
de tus soledades aprendidas
y aprietas el paso
suponiendo calor
donde solo hay más soledad
más ausencia

Ansías el fuego
la última razón de la especie
sobrevivir a esta noche infinita
desesperando el abrazo
que agote el frio
apurando el deseo
de tantos bares
de tantos tragos
de tantas lágrimas
sin destino concreto

Y esperas
Ese abrazo que rompa el miedo
que colapsa tu futuro
que denuncia tu pasado
y no te permite
perdonar quien fuiste
para ser quien eres

Abrevia, charlatan, 
escuchas a menudo
no entienden que
las palabras construyen
los puentes de mañana
las razones que permiten
que no abandones
que no te vayas




Poema Con Fusión

Alas de nube
Inciertas y efímeras
Humo de hogar ausente

Escritura impaciente
De noches desveladas
En tu memoria

Pura metafísica
Yo teleología
Tu ontología
Yo hacia el fin
Tu en el ser

Unidos y separados
En la misma causa
En distinto problema
Soltando amarras
Para no enloquecer
En tanta tristeza 

Hojas de otoño
Rumores de lluvia
Hace frío afuera 

Es tarde para un café
Deja que el vino embriague
Las razones de esta charla
Y libere la sonrisa
De una súbita esperanza 

En la fuente
El agua grita tu nombre
Mientras se ahoga

A.R.C.

Llegas o vuelves,
ya ni se,
sin razón ni tiempo
Sin anuncios y sin esperas
Hablas y escuchas,
Miras y enseñas
Y yo me pierdo
En tus ojos, en tu sonrisa
Y hablo y despojo de misterio
Mi historia y sin preguntar
Conozco tus sueños
y esperanzas, íntimas
pero públicas, veo tu emoción
comprendo tus lágrimas
y admiro la tenacidad
de tu experiencia
Y, en tanto
renuncio a tu  caricia
porque
No hay futuro,
lo sé
Y, en tanto, desespero el beso
Que nunca robaré de tu boca
y que sin embargo es
el destino de estos versos
que esperas sin saber
que quizá estaban escritos
antes de conocernos

Canción

Lo se
en mi eterna locura
olvidé que bailabas
y que la danza era
lo único que importaba
de tu revolución
te recuerdo vagamente
pero se que tus pies
marcaban el ritmo
de la tierra
que pisábamos
y la música envolvía
las razones
y las esperanzas
quizá no eramos
más que colibrís
danzando en una luz
ajena
pero era hermoso
y me reconfortaba
Ahora, en este tiempo
de silencio
añoro la música
de tu sonrisa
y espero cada noche
que renazca la canción
que prometió
desencadenarnos
liberar la luz
que escondían
nuestros ojos

Perdona si no recuerdo
el título o la melodía
se que solo es deseo
y locura
quien si no un loco
pretendería recobrar
el pasado que partió
cuando te fuiste
Y así ando
en esta locura
silenciosa que apenas
entiende las notas
que guían mis pasos
endebles
tras la sombra
del enjambre meloso
que oscurecía tu rostro
risueño

Jueves, 4 de Octubre

Hablo de ti para olvidarte
y escribo sobre tu nombre
para conseguir sanarme
y volver a ser un hombre

Hablo de ti sin esperarte
y ya no será de amores
envuelto en este instante
donde no hay perdones

Quizá se nos hizo tarde
Quizá siempre es tiempo
Quizá el corazón se canse

Solo azar para un desastre
eres ahora tan solo versos
y escribo para no soñarte

Tic tac

Y
no
tengo
tiempo

A veces decido mezclarme
imbuirme en la corriente
ser social, vamos
pero es inútil
soy perro solitario
he aprendido con los años
que dura menos una resaca
que una decepción
se con el tiempo
que hace más daño creer
que beber
y al final todos morimos
con cicatrices o sin ellas

Me enseñaron que era bueno
ser parecido, pensar como el resto
no destacar, ni por arriba, ni por debajo
es mentira
somos únicos, cada cual
no pierdas la esencia
no olvides tus sueños
no cambies tus metas

si fuimos capaces de inventar
un dios capaz de someternos
¿que no podremos hacer?
Alguien dijo que el infierno
era el lugar sin límites

El infierno no es más
que ese momento en que
comprendes que nada nuevo
va a pasar
que sumergido en la rutina
tan sólo esperas que el día
acabe y la noche cubra
de olvido tu existencia
y tomes tu dosis de felicidad
frente a la televisión
besos mecánicos, respuestas automáticas
tiempo muerto
dormir


En barras de bar de madrugada
borracho de vida, abrasado en besos
alcohólicos
he aprendido
que la vida
no es más que
un azar que se consume
rápido, si no la vives

y
ya
no
tengo
tiempo





Palabras

Siempre hay palabras
siempre esperan impacientes
para brotar, para volar libres
y dejarme solo,
infeliz como el niño sin su globo
y al tiempo me gusta verlas volar
sobre tu recuerdo
sobre la gente que ignora
por que sonrío
mientras veo ascender
los versos desde el abismo
oscuro y cansado
de mi alma solitaria
enredándose en recuerdos
mezclando verdad y mentira
para adornar futuros
e inventar pasados
donde no existías
y estas cicatrices
eran piel joven

Siempre hay palabras
de incierto origen
y certero destino
y, sin embargo,
hace tiempo
que dejaron
de buscarte
pero siguen brotando
en una primavera
infinita que agota
mi esperanza última
que llegue el otoño
y descanse mi alma
en esta cacería inmortal
que pretende atrapar
con palabras
el secreto de tu luz
la esperanza de tus días

Siempre hay palabras;
viven en las calles
que nos cobijaron,
habitan la plaza
que nos presentó,
y se esconden
dentro de los bares
donde aprendí
que
los amores
eternos
duran
hasta que sale el sol
y descubrí
que la vida
sigue
aunque
ya no estés

Maldito poeta

Y yo, que fui, a mi pesar, poeta
Maldito poeta de amores
Desgraciados 
Prisionero de primaveras imposibles
Y aprendí a ocultarme
 y entonces
cavé hondo, muy hondo
para hacerme invisible
para hacerme inaudible
y seguir contando días
Pero apareces y me implicas
y desapareces y me olvidas

No poseo la piedra rosseta
que defina el jeroglífico
que supone tu esencia,
tu razón, esa solución
que me permita descifrar
lo que esperas
y entre tanto escribo
aplacando el deseo
que me lleva a tu boca
que me atrapa en tu cuerpo

Y espero noticias
Y desespero silencios 
Para componer nostalgias
Y descifrar laberintos que
Deshagan la muralla 
Que me separa 
De tu encuentro

Y ya no se tu nombre
Olvidé tu aspecto 
Porque de esperarte
Tanto
He vuelto a dormir 
Las ganas de sentir
El viento que derrama
Tu sonrisa en mi recuerdo 

Canción para esta noche de Otoño

Ya se que no es tiempo
Ni forma,
quizá
ni acaso cierto.
Pero abundan ahora flores
Sobre las cicatrices de
Este corazón desengañado
las luces de otoño, atónitas
Me desvelan componiendo 
versos sobre besos, sobre deseos
Sobre este hogar cansado
De sentirse invierno

Ya se que soy náufrago
y solo hay harapos
solo miedos
en un baúl gastado
que a mi alrededor
crecen ciegos pájaros
que olvidaron cantar
hace tiempo
Pero inevitable fluye 
la palabra, el verbo
fluye la esperanza vacía
de tanta ausencia
para volver a un cuerpo
que ya corre en descuento
alejándose  sin llegar
a mi humilde retiro
a mi ruinoso reino

Ya se que es tarde
me dice el viento
que no vendrás a mi casa
que todo es viejo
y no hay razón
no habrá comienzo
que esta noche de nuevo
cenaré solo,
apurando el trago de 
tu bonito recuerdo
luego, como suele
ser costumbre 
de este momento
borraré tu nombre 
limpiaré el deseo
tiraré las palabras
sobre el lívido reflejo
de la luna en tu pelo



Luna Nueva

Se que no puedes
no ves más allá
no lo espero
ya no me hago ilusiones
he comprendido los límites
y me mantengo alejado
de la decepción
Pero no hay retorno
a menudo crees que has ganado
pero has perdido
yo estoy bien aquí
he construido un país
de soledades, un inmenso,
vasto, universo de realidades
que me pertenecen
y nunca me abandonarán
y proveo regularmente
ese universo de aventuras,
de esperanzas, de alegrías
y de tristezas y fracasos
para compensar
para saber que estoy vivo
y solo,
pero veo que buscas abrazos
y dejas una estela de soledad
no deseada

Se que no puedes
no lo espero
Y estás
y no estás
y me pregunto
si toda esta ausencia
merece la pena

y sin embargo en tus palabras
veo los huecos
que rellenan mis abrazos
y en tus lágrimas
los moldes de los besos
que secarán tu tristeza
son mis palabras
son solo letras amontonadas
buscando sentido
buscando respuestas
en ese brillo adolescente
que define tu mirada
de tanta vida gastada


Amigas

Este es el tiempo
he razonado las múltiples variables
y he demostrado las hipótesis
ya no queda azar probable
he entendido las señales
y son certeras
son reales

Apenas una mano me basta
y me sobra
Estas son las razones
y las esperanzas
son la fuente de mi existencia
porque sin ellas nada es posible
y no saben que dependo de su mirada
o de su ausencia
o de su voz
o de su presencia

No hay vínculos
no hay promesas
no hay tiempos
solo insistencia
perfiles bajos, tensiones neutras

En esas noches que abundan
en romper la luna
busco la razón
que encienda la vela
que ilumine el camino
que alumbre el alma
en dirección correcta
y entiendo que siempre
he de mirar las estrellas
que conforman mi cielo
de amigas ciertas

No siempre estoy
no siempre es cierto
si nunca fui
no es ahora el tiempo
de entender que sois
lo mejor que tengo

Ausencia y Septiembre

Te añoro, dije
no contestó, bueno,
habló de páginas, habló de ciclos
no entendió nada

La luna pariendo estrellas
sonreía cruel, paciente
maestra de esperas infelices
de promesas rotas
acarició mis lágrimas
para hacerme sentir un hombre
y me acompañó en la aurora
que chillaba su nombre y su ausencia
y golpeaba mi memoria
en charcos de melancolía
en una fuga sin sin escapatoria
prisionera de tantas carencias

Te añoro, dije
y entendí en ese instante
la profunda levedad
del amor eterno
de la insaciable lascivia
de los lunares
que conforman el mapa
de un tesoro
que nunca será mio

Nada

Nada.
No es cierto
no preguntes, te mentirán
arma tu pistola
tu arco
tu escopeta
y mátalos, aniquílalos
te están mintiendo
lo sabes
y esperas
¿a qué?
no hay salida,
no es una laberinto,
es una trampa
entiéndelo
es tarde
abre fuego
hazte camino
no hagas prisioneros,
son una carga
y no hay sitio
en tu barca

Ya no espero
tu misericordia
tu falaz mentira
tu eterna espera
salgo a la calle
y estoy solo
como siempre
y te nombro
y te olvido
y te guardo
en un corazón roto
para vivir
la vida que me queda

Desespero tus palabras
pero no espero tu respuesta
y me visto de mañana
para sonreir la noche
que sostiene mi esperanza




Carthago delenda est

¿Y que  harás?
después del odio
con todas esas ruinas sembradas de sal.
¿Qué harás con tus generales?
Empapados en sangre,
¿Qué harás con tus soldados?
Mutilados de miedo y avaricia
¿Qué harás con tanta muerte?
Con su hedor macilento
¿Qué harás con tanta ira?
Sostenida en la espada
¿Crees que se esfumarán,
que aceptarán el sacrificio,
y ya está?

Cavas la fosa que te contendrá
Sujetas el cáliz que te envenenará
Caminas el último sendero
y lo sabes,
y si no lo sabes, te lo digo
yo que he muerto en el odio
para entender la razón
de la culpa
la sinrazón de la venganza
anegada de vacío cuando
la consigues.
Y aún así, sabiendo que no hay
nada más allá, irás
para hundirte en la ausencia de motivos
en la desesperanza del destino
en la niebla del olvido
la humillación de no tener
más sentido, más razón
que cuanto destruiste
y que tu has muerto en esa guerra
en esa masacre premeditada
en ese suicidio concertado

Ya ves, no hay salida
tu dolor te arrebatará la razón
y encontrarás en mismo fin
que deseas en tu odio
morirás,
está escrito
grabado a fuego en tu mirada
arderás en el odio
como ardiste en el amor
serás ceniza junto con las ruinas
que provocaste

Ceterum censeo Carthaginem esse delendam




Disquisiciones

Es curioso comprobar que siempre
aquello que esperas  no es lo que buscas
y que, a veces,
La soledad que tanto estimas
a menudo te pone trampas
Y has de estar alerta para no ceder
y romper la magia de tu realidad
de tu independencia, de tu estima
En una calle, en una terraza,
alrededor de un café
te preguntan y disparan la respuesta
como una defensa de enroque
para que no sigas
deseando lo que no necesitas
si no fueras sincero, entendería que
te parasen, como si una palabra
fuera capaz de conjurar los demonios
que habitan las almas de la gente
y les conducen a sus particulares infiernos
ajenos a cuanto plantean
tus palabras
Siento, o no, el error de lo que esperas
pero no me busques luego que me vaya
comprende que no hay tiempo
cuando acaba la conversación
y se agota la novedad de tu presencia
Llevo tiempo en esto
y me sobra paciencia para
seguir calle abajo
y encontrar una sonrisa
que sorprenda mi alma cansada
y me otorgue el descanso,
la esperanza de una mirada
que ilumine una noche
o una madrugada
y reconforte el dolor
de tanta desesperanza

Es curioso comprobar que 
no basta conque mires
a los ojos, a la cara
que ser amable es una desdicha
en un mundo egoista
de soledades enmascaradas

Tique

Anuncia tormenta la noche y, sin embargo
No quieres dejar de hacerlo, de lucharlo
Nombras los miedos y renuevas esperanza
Aunque sabes que será una larga jornada

Robo de tu tiempo una sonrisa y decido
Opinar de cosas que apenas conozco
Serán aceros que no forjaré en mi yunque
Ajenas a la búsqueda que guía mi destino

Círculos que han de completarse para
Acoplar las órbitas inestables que definen
Mis necesidades tanto tiempo añoradas

Permíteme que sean esta vez palabras
Omitidas en nuestras conversaciones
Fuente de esta amistad improvisada

Paraules/ palabras

Quan la vida es torna capvespre
ombrívol crepuscle d'absències
el plor alimenta la terra que trepitges
saps que a l'altra banda de la mar

Algú prendrà les teves llàgrimes
i armarà paraules i cançons
que s'asserenin la teva ànima dolguda
per infondre alguna esperança

No hi ha passatges secrets
que alleugen el dol de la pèrdua
però hi ha ponts que vadean

la trista lluna que sempre desarma
el teu cor que pregunta
si passarà aquest riu de solitud

Cuando la vida se vuelve atardecer
sombrío crepúsculo de ausencias
el llanto alimenta la tierra que pisas
sabes que al otro lado del mar

Alguien tomará tus lágrimas
y armará palabras y canciones
que serenen tu alma doliente
para infundir alguna esperanza

No hay pasajes secretos
que alivien el duelo de la pérdida
pero hay puentes que vadean

la triste luna que siempre desarma
tu corazón que pregunta
si pasará este río de soledad

Tan lejos, tan cerca

Y siempre has estado
tan lejos, tan cerca
en esa memoria genética
grabada en tu cerebro, tu mente
tu yo,
ese
Buscador incansable de novedades
tu niño domesticado por la vida
que tal vez no decidiste
pero que te pertenece
porque ahora eres
la experiencia de años
acumulados en torno
a la habitación donde jugabas
al parque, a la calle, al río, a la playa
a aquellos juguetes que nunca te abandonarán
Nombrado o no, tu no consciente,
inconsciente, subconsciente
que más da, es el peso del balance
que te permite la cordura
en estos días terribles
No hay premio al final de la bolsa
Lo sabes y no te importa,
Sigues comiendo las golosinas
Que te han enseñado a agradecer
Aunque no sepas por qué
Ni a quien 
Resistes en la lona
Un último asalto, noqueado
De las mentiras que has tragado
Esperando un golpe final
Que nunca llega
Suena la campana y
Vomitas toda esa mierda 
Envenenada
Has comprendido los límites 
Del cuadrilátero, asomas una sonrisa
Para lanzar un gancho 
Que te permita ganar un round más
Un tiempo que te pertenece 
Por derecho propio
la pelea está amañada

Estas, de nuevo, 
Tan lejos, tan cerca
Como pretendas 
Que esté el niño 
Que habita tu consciencia
Que duerme en tu esperanza 
Que decide tu futuro
Que define tu ser

Agosto

Se desliza el verano entre tus dedos
mientras sueñas todas las fiestas de mañana
y apuras el trago amargo de soledad
que define tu inocua existencia

Has decidido, y la opción es válida
no merece la pena seguir buscando
aquello que no vas a encontrar
porque sabes que no será cierto

Te aburre la gente y te recluyes
en tu santuario, en tus palabras
capaces de alumbrar o arruinar

Todo aquello que has construido
Esperas el otoño porque sabes
que esta luz solo es fantasía

Meditación en la mitad de ninguna parte

Tal vez fueron los católicos 
Los que me enseñaron la fe
Lasciva amante del dolor 
De la absoluta desesperanza
De la capacidad de ignorar
La estúpida realidad 
Que te rodea a diario
Cree, no preguntes, 
No desees más que aquello
Que posees
Creo que fue listo lucifer
Engañando al hombre
Con voz de dios
Y proponerle que nada
Existe más allá de su poder
inaudito poder que nada puede
contra la voluntad del hombre
la perversa voluntad de destrucción
que nos guía a diario

He abrazado mi fe,
He perdido mi fe,
He odiado mi fe,
He sucumbido a mi fe,
Y ahora ya no sé
que voy a hacer
sin fe
¿Cómo creer que mañana
tendrá sentido ?
si ya no creo
si ya no espero
más allá de esta noche
ebria de ausencias
que se resuelve en versos
que agoniza de amor
que se desangra en palabras
que tan solo invocan tu nombre

Sin nombres, sin recuerdos,
sin malicia, sin pasión
borra las referencias
ha pasado ya
Puedes emborracharte tanto
como quieras
Pero el espíritu del vino
no te devolverá la fe
ni la esperanza
Tan solo amortiguará
las lágrimas rebotadas
contra la almohada
y con la madrugada
habrás de recoger tu
cuerpo cansado
para iniciar un nuevo día
para vivir de nuevo
la rutina que conduce
tus solitarios pasos

Y sin embargo
sabes, en tu yo interno
que esa rutina
volverá a saltar por los aires
cuando, de pronto,
una sonrisa, una palabra, una mirada
desde una extraña, desde una amiga,
desde un amigo, desde un extraño,
desde el fondo de un escaparate,
desde el fondo de tu alma impía
haga brotar la primavera
de tu fe renovada



Nomenclatura

Al fin y al cabo
eres una lista,
infinita de pasado,
nombres y ausencias,
aciertos y fracasos,
olvidos y amigos,
una lista, no más,
es cuanto tienes en este
preciso instante
depende de tu balanza
es ayer, es niñez
es una guerra adolescente
contra ti mismo
prolongada, soterrada
rompiendo los espejos
que te muestran los ojos
cansados de esperar
Es la sonrisa audaz
de una desconocida
desde la ventana de
un autobús que arranca
es la cosecha que atesoras
en un almacén cuántico
que desconoce tus intenciones
y es y no es,
ya que puede que si
o puede que no
recuerdes el camino
que te regresa a él

Quizá tenga sentido
esa lista, y sea el código
que revele tu fortuna
y retornes a tu isla
siempre añorada
y los tuyos disfruten
de tu presencia deseada
Pero repásala, es largo viaje
y poca recompensa
si te pierdes
en la  esperanza de llegar
a tu Ítaca soñada
No eres un héroe
es tarde para eso
los dioses se cansaron
de procrear bastardos
y solo somos seres
falibles, indefensos
ante una eternidad aterradora
que nos afianza a la vida
a nuestra lista de pasados
a nuestra lista de futuros
a nuestra bitácora
de navegantes indecisos
en una realidad inmarcesible
en una vida corta
para tantos mares

Alegría

La gota se desliza caprichosa
Sobre el cristal que tenaz separa
El aire de tu tez tan luminosa
Del aroma de su piel deseada

Sientes un rumor de mariposas
en tu vientre aun infecundo
como un temblor como un rosa
creciendo roja en su capullo

Es tiempo de volver y asomas
el ansia en tu infinita ventana
para entender como ilusiona

tu sonrisa de amor desprotegido
tu entrega en tiempo y forma
de tu corazón ya tan decidido


Otra vez, noche

La noche es fiel amante
siempre te espera
hambrienta de tus deseos
aplicada señora de tus apetitos
Es inútil olvidarla
ha aprendido tu nombre
y te espera
has jurado un para siempre
aunque no lo sepas
te esperará
Al final de una cena
un día jodido
o un encuentro casual
Es una canción, un recuerdo
apretado en tus entrañas
es noche y llega de repente
y te lleva para  hacerte
el rey, su amo, su esclavo
es noche, es luna
es no saber que sorpresa
depara la penúltima
copa que brindas
en un coro imaginado
o tan real como quieras
la noche es amante cruel
no olvida, no perdona
espera, paciente, la revancha
de tu ignorante arrogancia
de tu esquiva ausencia

Volverás, no te resistas
no lo pienses
llegará de repente
y entenderás el momento
porque has hecho un pacto
con la reina, con la única
que no te abandonará
aunque al alba
reniegues y perjures,
eres su siervo
y la noche te esperará
siempre

Puede que estos versos
debieran ser escritos
en la pared de un retrete
de madrugada
borracho de ilusión
incapaz de sostener
tu cuerpo
mientras intentas
hacer diana
o sortear la suciedad
con posturas imposibles
pero no importa
donde,
es cuando,
Ese momento mágico
que entiendes
que la alegría alucinada
soporta la gris realidad
que mantiene tus días
La música retumba
rítmica, superpuesta
y completa tus frases
para gritar que eres feliz
o al menos lo sientes

Es noche, es tarde
es tiempo alucinado, es  recuerdo
es proyección de las esperanzas
que colman este momento
que sabes que morirán al alba
cuando la cabeza duela
y el cuerpo exija el pago
de tu alegría desmesurada
Pero vives, por un momento
por un instante de luna
las caricias de tu niño interior
que se aferra en tu corazón
a una noche eterna
a una noche enamorada
a una noche sin final