Sesión vermut

Asomado de nuevo
Al aburrido espectáculo
De una tarde de domingo
Intento componer el rompecabezas
                      infinito
De esta inútil esperanza

Apuro el trago y
Concurren los recuerdos
Mientras mi boca
Levemente murmura
Tu nombre, preciosa

Invocando , provocando
resumiendo, añorando
buscando, perdiendo

Vuelta a casa
a la concurrida soledad
de sombras y desvelos
de este domingo tarde
que nunca te encotrará


Mateo 23:27-32

Del santo Evangelio según san Mateo 23, 27-32


"En aquellos días, dijo Jesús: «¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, pues sois semejantes a sepulcros blanqueados, que por fuera parecen bonitos, pero por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda inmundicia!
Así también vosotros, por fuera aparecéis justos ante los hombres, pero por dentro estáis llenos de hipocresía y de iniquidad. «¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, porque edificáis los sepulcros de los profetas y adornáis los monumentos de los justos, y decís: "Si nosotros hubiéramos vivido en el tiempo de nuestros padres, no habríamos tenido parte con ellos en la sangre de los profetas!" Con lo cual atestiguáis contra vosotros mismos que sois hijos de los que mataron a los profetas.¡Colmad también vosotros la medida de vuestros padres! "

Deseo

Sí fuera artesano,
de tus lágrimas un precioso collar construiría
o quizá orfebre de tus silencios forjaría
estrellas con las que dormir tus ausencias
y presentes para contentar a esa luna
que pide tu risa en sacrificio pagano

Sí fuera ingeniero, armaria puentes
para sacarte de la isla que sola hoy habitas
o arquitecto para alzar los muros que te protejan
de la jauría insaciable de ignorancia
que acosa tu inocencia premeditada

Sí médico, Tal vez hallase
el bendito remedio que al fin cerrase
esa herida que mina tu corazón y vierte
negrura en tu alma inmortal
o la vacuna que impidiese brotar
la tristeza en tu joven esperanza

Pero sólo soy poeta, solo se construir versos
tan solo soy un bardo merodeando los recuerdos
de la luz que produjo tu risa en mi alma
del fuego que prendieron tus gemidos en mi cama
y volverlos collar, muro, puente, vacuna, remedio
y dartelos para que encuentres de nuevo

el camino a tu alegría