PERRA MUERTE


Ha empezado la caceria. No corras, te alcanzarán, quizá no hoy o mañana, pero llegarán con sus palabras de muerte. "No eres una víctima, eres el problema" Repetirán en tus oídos mientras te administran la dosis letal, ya estás anestesiado, sin darte cuenta has comido el veneno lento que administraban sus servidores. Ya no luchas, ya no protestas, ya no vives.

Apartado en tu gueto sobrevives a la penuria de estos tiempos salvajes. Llegarán con sonrisas y promesas de nuevo, Dejarán a los más dóciles y de nuevo iniciarán el progromo. Es tiempo de muerte.

Un perro sacrificado. Una sociedad herida de muerte