Palabras para un martes cualquiera

Sabes rubia?
Aun recuerdo las cifras de tu tatuaje
infinito de espalda
que cada madrugada recorria
mientras dormías,
Largo tiempo despierto mientras
morabas en tus sueños,
te miraba intentando entender
que hacías a mi lado,
tu pose de Norma Jean desvanecida,
desamparada, buscándome dormida
para sentir que estaba a tu lado,
para hacerme sentir importante,
Mientras tu melena rubia se desataba
en bucles que enredaban mi deseo

Sabes rubia?
Aun espero el permiso del batracio
que cuida el acceso a tu templo
y añoro aquel tiempo
de sidra y risas
de sexo y secretos,
cuando no importaba nada,
nada más que apurar el trago
comerte la boca
y esperar que durara  un día más.

Sabes rubia?
Es cierto lo que dicen,
el amor es un invento de noches
de borrachera
y estas palabras son como esta lluvia
de otoño
que limpia mi corazón
de las hojas que el verano marchitó
y dejar sitio
para nuevos brotes
que volverán
una madrugada de primavera cualquiera.
Quizá