Héroes caidos

Realmente es una pena que quien era un ejemplo para la juventud, se convierta de pronto en una presunta delincuente convicta y casi confesa. Sin embargo,  lo más terrible y lo que subyace a la noticia de la detención de Marta Domínguez es que el deporte de élite está sufriendo una gran presión, con  sus registros casi al límite de la capacidad del ser humano y con la utilización de las mejores técnicas y equipos deportivos. 


Una presión que viene dada desde dos frentes: uno político, por la necesidad de presentar a esos "héroes" a una sociedad harta de mediocridades de sus representantes políticos, tanto en el (des)gobierno como en la (des) oposición. Otro, el de la marcas deportivas que buscan a los mejores para promocionar sus artículos y que les hacen contratos que implican una explotación que lleva al límite la salud o la vida de los deportistas. La lección que debemos aprender es que no hay "héroes", sino personas y que como nosotros, ellos son humanos. Creo que en este tema como en muchos otros, los auténticos culpables viven a menudo "más allá del bien y del mal".